Pese a que a su objetivo teórico es proteger a los consumidores, el proyecto enviado a las Cortes contiene preceptos que favorecen a las entidades financieras.

Ver noticia original ➥