Todos los 29 de enero, aniversario de su entierro, tienen lugar unos actos conmemorativos en la hoy Catedral de Peterborough . El público deja granadas en su tumba como señal de respeto. Unos 400 niños participan todos los años en la ceremonia, y algunos de ellos también dejan tarjetas y ofrendas sobre su tumba. No hay en España un solo rey o reina que reciba todos los años un homenaje similar.

Ver noticia original ➥