En La Sexta Noche conectan con el portavoz de la Fundación Francisco Franco. Y cuando éste lanza su habitual discurso aberrante, ese que hemos escuchado otras veces en esa misma cadena, el presentador y algunos tertulianos parecen sorprenderse, primero, y horrorizarse después. “¡Pero qué barbaridades dice este hombre!”, “¡No hay derecho a semejante discurso!”, “¿Hasta cuándo vamos a tener que aguantar esta mierda?”. Solo les falta pensar/decir: “¿Quién puede ser tan necio como para dar voz a semejante energúmeno?”

Ver noticia original ➥