El ex secretario general del PPCV Ricardo Costa se ha convertido en la pieza principal de dicho efecto dominó en el Partido Popular. Su declaración ante el magistrado de la Audiencia Nacional en la que admitía que el PPCV se había financiado ilegalmente para las elecciones autonómicas y nacionales de 2007 y 2008 supuso la primera ficha caída. Desde entonces, el resto de fichas han comenzado a tambalearse y amenazan con caer sin piedad sobre el PP, tanto valenciano como nacional.

Ver noticia original ➥