Ringo Starr desembarca a sus 77 años en Europa con una nueva gira con la que pondrá los pies en España por primera vez desde la histórica visita de The Beatles en 1965, algo que el batería no ha olvidado del todo pese a aquellos días de locura de juventud "en la mejor banda del planeta". "Me temo que en esos tiempos yo era un chiquillo y que estaba de gira. Me suena que fuimos a una corrida de toros y que me volví vegetariano ese día", dijo el músico con tono de sorna durante la charla que mantuvo este martes con Efe en París

Ver noticia original ➥