El proceso de renaturalización del río Manzanares ha logrado atraer a una gran cantidad de aves que pueblan las nuevas isletas cubiertas de vegetación en este tramo del río al sur de la ciudad(..) El regreso de la avifauna al sur de la ciudad es una de las primeras consecuencias de la libre circulación del agua, que desde 1955 hasta 2016 había permanecido estancada por tramos, pero que hoy fluye sin barreras en la nueva arteria verde de Madrid.

Ver noticia original ➥