Siguiendo la línea de sus anteriores entregas, la cuarta temporada de la serie británica Black Mirror, estrenada hace solo unos días, nos muestra un futuro distópico dominado por sofisticadas tecnologías. Aunque, de momento, no existen fuera de la ficción, algunos de los dispositivos e ideas que podemos ver tanto en los últimos capítulos como en los anteriores no están tan lejos de hacerse realidad.

Ver noticia original ➥