El mandatario filipino Rodrigo Duterte indicó que está dispuesto a ir a la guerra con China si es que el régimen de Xi Jinping busca explotar los recursos naturales en la zona marítima que está en disputa en la región, según declaró este lunes el ministro de Exteriores. Beijing reivindica la práctica totalidad del mar de China meridional pese a un arbitraje internacional de 2016 en su contra. Diferentes partes de la zona son también reivindicadas por Filipinas, Vietnam, Malasia, Brunei y Taiwán.

Ver noticia original ➥