Rubalcaba ha afirmado que ese discurso de igualar a socialistas y ‘populares’ dañó sobremanera a su partido y en especial a su electorado. "Quién compró ese producto fue sobre todo la prensa progresista y lo pagó el PSOE", ha apuntado el exlíder socialista señalando que el espectro progresista se desmoralizó ante estos mensajes.

Ver noticia original ➥