El ministro rumano de Justicia, Tudorel Toader, quiere que los rumanos encarcelados en prisiones suizas (pero que no son residentes permanentes en Suiza) sean devueltos a su país de origen para cumplir sus penas. Toader cree que las cárceles rumanas son más duras que las suizas: "Tráenos a esta gente. Entonces ya no pueden decirle a la gente en casa que estaban de vacaciones cuando estaban en la cárcel".

Ver noticia original ➥