El Ministerio de Defensa ruso ha acusado este sábado a un avión de combate estadonunidense de obstruir una operación aérea contra Estado Islámico. "El avión implicado ha sido un F-22 estadounidense, que ha impedido los bombardeos de dos Su-25 contra posiciones de Estado Islámico en Al Mayadín, concretamente en la orilla oeste del Éufrates, el pasado 23 de noviembre". "Estados Unidos no tiene ‘su’ espacio aéreo en Siria, donde su aviación opera de manera ilegal, ha declarado el general Konashenkov.

Ver noticia original ➥