Un buen termómetro para comprobar cómo será el Gobierno de Sánchez será el primer Consejo Europeo al que podría acudir. El socialista se ha comprometido a llevar un acuerdo de mínimos pactado con otras formaciones, pero ya hay fuentes en su partido que reclaman autonomía y una posición dura con respecto a los gobiernos que le van a pedir explicaciones por las medidas que pretende aplicar. "Queremos hacer cosas que no van a ser bien recibidas", apuntan las fuentes del PSOE, que reconocen que Sánchez no tiene nada que perder una vez dado el paso

Ver noticia original ➥