El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha considerado que, tras el anuncio de disolución de ETA, es "evidente" que hay que abordar "una política penitenciaria distinta". En una entrevista realizada anoche en RTVE, Sánchez ha diferenciado la situación de los dirigentes catalanes presos y cuyo acercamiento a cárceles catalanas ha calificado de "razonable" cuando acabe el proceso de instrucción, del de los presos de ETA.

Ver noticia original ➥