No se trata solo de aflorar el empleo de extranjeros en situación ilegal, sino de lograr el retorno de trabajadores emigrados durante la crisis que en muchos casos han completado su formación fuera de España. Las estadísticas de los servicios públicos de empleo (SEPE) no ofrecen con detalle cómo han evolucionado estos flujos. En todo caso, sí reflejan que el empleo entre los extranjeros está cerca de recuperar los niveles previos a la crisis.

Ver noticia original ➥