Pedro Sánchez acaba de aterrizar en La Moncloa junto a su nuevo gabinete, aunque no podrá perder ni un minuto si quiere cumplir sus promesas y las obligaciones fijadas en el calendario. Entre ellas, una de las más importantes: aprobar el techo de gasto para 2019, su mayor reto en esta primera parte de su mandato. El presidente del Gobierno aumentará el límite de gasto para el año que viene para financiar la mejora en las políticas sociales anunciadas, pero si quiere cumplir con Bruselas no le quedará otra que subir impuestos.

Ver noticia original ➥