Tal como indica el título, el propósito de este trabajo ha sido estudiar el problema de los seguidores falsos en profundidad, si bien se ha procurado tratar el tema “desde cero” para facilitar su lectura. El número de seguidores de una cuenta de Twitter ha sido generalmente percibido como una medida de la influencia o popularidad de su propietario. Por ello quienes tienen interés en mejorar su prestigio han recurrido con frecuencia al incremento artificial de sus seguidores, y para satisfacer esa demanda existen ofertas de diferentes calidades

Ver noticia original ➥