La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha asegurado que todos los vehículos emiten más dióxido de carbono (CO2) que los valores que declaran en su homologación, debido, en parte, a que la norma permite una serie de "modificaciones" a los coches que van a ser homologados que hacen que el resultado sea "más optimista" que si se realizase el mismo ciclo en un laboratorio independiente sin modificaciones. En cuanto a las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) y partículas, la actual norma en vigor es ampliamente superada por los vehículos

Ver noticia original ➥