El Senado ha dejado en papel mojado la sorpresiva propuesta del Partido Popular para librar del recorte retributivo que se le avecina a miles de pequeños productores de renovables a partir de 2020. La mesa de la Cámara Alta, controlada por mayoría absoluta por el PP, ha decidido inadmitir la enmienda a los Presupuestos Generales del Estado que preveía dejar exenta de revisión de la retribución regulada de todas las plantas de energía verde de un tamaño inferior a los 300 kilovatios.

Ver noticia original ➥