La demanda de gas natural alcanzó ayer en España los 1.670 gigavatios hora (GWh), una cifra que no se veía desde enero de 2011. El repunte se explica por el mayor consumo de este combustible para la generación eléctrica ante la caída de la producción eólica e hidráulica así como por las bajas temperaturas que han llevado a los consumidores a encender la calefacción durante más tiempo.

Ver noticia original ➥