Cuanto más redondo esté un cerdo ibérico, más calidad tendrá el jamón en el que se convertirá. Pero los cochinos este año están engordando menos de lo que deberían, y la sequía tiene mucho que ver. Aunque la producción de bellotas ha sido buena en cuanto a volumen, estos animales se han quedado prácticamente sin hierba ni agua, dos elementos imprescindibles en su dieta.

Ver noticia original ➥