Sergio García perdió los nervios en un torneo de golf cuando en el hoyo 12, después de mandar la bola al agua, un niño le dijo: ”Buena bola, Sergio” y este le respondió: ”Buena bola, pero te quieres callar de una puta vez ya. Va al agua, joder, te quieres callar de una vez ya”.

Ver noticia original ➥