Después de años de enfrentamiento con los habitantes del pueblo, al que cambiaron el nombre por el de Rashnishpuram y por el que llegaron a circular hasta con fusiles AK-47, en 1985 la historia, por supuesto, acabó mal: Sheela, que era la secretaria del gurú, pero con una presencia de lideresa casi mayor que la de él, acabó acusada por las autoridades de intento de asesinato, envenenamientos con salmonela y fraudes de inmigración

Ver noticia original ➥