Jiménez, apodado como el ‘sheriff’ de Coslada, ha comenzado a declarar ante la Sección de la Audiencia Provincial de Madrid que juzga el denominado caso Bloque, por el que en 2008 fueron arrestados 26 agentes por una presunta trama de corrupción policial y por la que finalmente son juzgadas, diez años después, doce personas. Los enjuiciados son el exmando policial, su mujer y su hijo, seis agentes locales de Coslada y tres ciudadanos rumanos vinculados con la prostitución.

Ver noticia original ➥