Un informe conjunto de la mayor central sindical alemana (DGB) y la Fundación Hans Böckler radiografía el mundo laboral actual y apunta que Alemania y la UE siguen lejos de “garantizar buenas condiciones de trabajo e igualdad de derechos laborales para todos los empleados”. En el “Atlas del Trabajo” presentado ayer por la Federación de ocho sindicatos con casi seis millones de afiliados destaca un fenómeno tristemente sorprendente en el siglo XXI.

Ver noticia original ➥