El sábado por la noche, cuando iba a un restaurante a ver la final de la Liga de Campeones, Mamoudou Gassama salvó a un niño que colgaba de un cuarto piso de París. escalando con agilidad en 30 segundos para agarrar al niño y pasarlo al otro lado de la barandilla. Gassama, de 22 años, explica que actuó sin pensar en el riesgo en el que incurrió. El ‘Spiderman’ es un inmigrante ilegal sin papeles que llegó hace seis meses de Mali. El padre del niño ha sido detenido por "sustraerse de sus obligaciones paternas".

Ver noticia original ➥