Un estudio de JATO Dynamics ha observado que las emisiones medias de CO2 de todos los coches vendidos en nuestro continente han crecido, algo que no se veía desde hace más de 10 años. La media total seguía una tendencia descendente desde los 159,1 g/km de media en 2007 hasta los 117,8 g/km del año 2016. Pero el pasado año 2017 se cerró con una media de 118,1 g/km, un pequeño repunte de 0,3 g/km causado principalmente por el descenso de ventas de los diésel y por la popularidad de los SUV.

Ver noticia original ➥