La revisión de la fiscalidad del diésel para su equiparación con la gasolina se aplicaría directamente en el impuesto especial que se aplica al combustible, por lo que el diésel se encarecerá en 9,55 céntimos por litro. Para hacernos una idea de cuánto supone esta subida, para un precio medio del gasóleo en España de 1,237 euros, el aumento de la fiscalidad previsto supondría un desembolso extra en torno al 7,5%.

Ver noticia original ➥