Ángel Garrido, el sucesor de Cristina Cifuentes designado por el Partido Popular para comandar la Comunidad de Madrid hasta las elecciones de 2019, ocultó información de un préstamo hipotecario. En dicho préstamo, Garrido recibió bonificaciones por su cargo de consejero general de la Asamblea general de Caja Madrid. Desde su entorno justifican que accedió a la plaza por su calidad de concejal, “en función del cargo que ostentaba en el ayuntamiento”.

Ver noticia original ➥