Uno de los misterios de la astronáutica actual es la llamada ‘anomalía del sobrevuelo’ (flyby anomaly). Recibe este nombre la extraña aceleración experimentada por algunas sondas al realizar una maniobra de asistencia gravitatoria para cambiar su velocidad alrededor del Sol. La diferencia entre la velocidad prevista y la medida es casi despreciable, del orden de milímetros por segundo, y no ha tenido consecuencias para ninguna misión. Pero, por muy pequeña que sea, la diferencia no es nula y hay que explicarla.

Ver noticia original ➥