En su esfuerzo por crear retratos de desnudos "que no hayan sido realizados antes", el fotógrafo parisino Dani Olivier define la forma femenina proyectando patrones geométricos con luz. Mediante un proyector en un estudio a oscuras, utiliza la carne como lienzo, iluminando y ocultando sus contornos alternativamente.

Ver noticia original ➥