En 1997 dejó su trabajo como director de finanzas internacional de una gran compañía y ahora dirige su empresa desde una tumbona. Le llaman SuperMario y no es para menos. ‘The New York Times’ le califica como el hombre más feliz del mundo y argumentos no le faltan. Lo que para otros son vacaciones para él es su vida: lleva más de 8.000 noches viviendo… de crucero en crucero. Mario Salcedo no es capitán, pero tiene su propia placa en su camarote.

Ver noticia original ➥