La mala noticia es que el cáncer sigue siendo uno de los desafíos sanitarios más complejos a nivel mundial. La buena es que nuestras estrategias están dando sus frutos: "hace muchos años que el cáncer dejó de ser una sentencia de muerte incluso en los países más pobres" de la Tierra. De hecho, desde el año 2000, la supervivencia al cáncer no ha hecho sino crecer "incluso para los tipos más letales".

Ver noticia original ➥