La Sala Social del Tribunal Supremo ha inadmitido el recurso de casación interpuesto por una trabajadora despedida de la empresa municipal de limpieza de Getafe (LYMA), quien alegó vulneración de derechos fundamentales por discriminación ideológica al ser militante del Partido Popular. El Supremo declara firme la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social 38 de Madrid de fecha 20 de junio de 2016, declarando procedente el despido, así como la de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM)

Ver noticia original ➥