El escándalo en torno a la concesión este año del Premio Echo, el más importante de la industria musical alemana, a un álbum de rap con textos antisemitas, ha llevado a los organizadores a decretar la supresión definitiva de estos galardones. Así lo anunció este jueves el consejo directivo de la Asociación de la Industria Musical Alemania en un comunicado en el que subraya que no quiere que el premio se convierta "en una plataforma para el antisemitismo, el sexismo, la homofobia y la relativización de la violencia".

Ver noticia original ➥