Continúan las pifias en los Juegos Mediterráneos. Después de una huelga de árbitros, la inauguración desértica, el no tener la Marsellesa a punto por si ganaba algún francés, o de tener a la nadadora Mireia Belmonte poniendo medallas por ausencia de autoridades, hoy se ha interrumpido el partido de baloncesto 3×3 España-Eslovenia masculino por un hundimiento en la pista que se ha instalado en el Camp de Mart. La competición se ha suspendido porque el mal estado de la pista ponía en riesgo la integridad física de los jugadores.

Ver noticia original ➥