La suspensión para el ejercicio de cargo público de los diputados procesados por rebelión en la causa por el ‘procés’ que instruye el juez Pablo Llarena está a la vuelta de la esquina. El magistrado abordará a partir de mañana la respuesta a los recursos presentados contra su auto de procesamiento. Una vez sea firme, la suspensión es automática y todo apunta a que puede coincidir con el tramo final de la cuenta atrás para la fecha límite que marca la repetición de las elecciones, el 22 de mayo.

Ver noticia original ➥