Ta Yeh, es el dios protector del amor homosexual en China. La referencia a los conejos es porque la palabra conejillo en chino se usa como insulto para hacer referencia a los hombres homosexuales. En China la homosexualidad no está penalizada por ley pero sí se usó las leyes en una interpretación muy ambigua para perseguir y encarcelar parejas del mismo sexo hasta 1997. Además, las leyes hacen casi imposible que se establezcan organizaciones civiles para el trabajo en pro de la población LGBT+.

Ver noticia original ➥