Científicos de la Universidad de Stanford han encontrado en la sangre de 22 recién nacidos y 12 adultos anticuerpos para los dos tipos más importantes de Cas9, la proteína implicada en la tecnología CRISPR de edición de genes. Las respuestas inmunes pueden "dificultar el uso seguro y eficaz" de CRISPR para tratar enfermedades e "incluso pueden dar como resultado una toxicidad significativa".

Ver noticia original ➥