El trabajo de investigación final del difunto profesor Stephen Hawking sugiere que nuestro Universo puede ser uno entre muchos similares, con las mismas leyes físicas. Con ello resuelve una paradoja cósmica que había creado él mismo: la teoría Hartle-Hawking. También señala un camino a seguir para que los astrónomos encuentren evidencias de la existencia de universos paralelos. El estudio fue presentado en la Revista de Física de Altas Energías diez días antes de su muerte.

Ver noticia original ➥