Una tercera parte de los votantes del PP se avergüenza de haberlo hecho ante los encuestadores del CIS. Frente al 33% de los electores que tuvo el 26J, solo un 22,8% de los entrevistados confiesa haberse decantado por Mariano Rajoy. Es una tendencia habitual en los últimos años. En los sondeos de la institución pública desde las generales de 2016, el recuerdo de voto al PP oscila entre el 20% y el 25% con un único repunte hasta el 27% en enero de 2017. Esa ocultación justifica en buena parte la ‘cocina’ de los organismos demoscópicos.

Ver noticia original ➥