Tesla no sólo señala que el Autopilot estaba activado al momento del choque, sino que también se emitieron varias alertas visuales y sonoras al conductor, y seis segundos antes del impacto, no se detectaron la manos del conductor en el volante. Es decir, los registros del coche muestran que no se tomó ninguna acción a pesar de las diversas advertencias del sistema.

Ver noticia original ➥