Tres personas han resultado heridas después de que una señora de Texas metiese tres crías de lince rojo en casa pensando que eran gatos domésticos. El Servicio de Animales explicó que una familia descubrió a los felinos en el callejón trasero de su casa en Salado Creek y que decidió meterlos en casa. Una vez dentro los observaron con detenimiento y vieron que eran más grandes que los gatos domésticos y, sobre todo, que les mordieron cuando trataban de alimentarlos, así que llamaron a los autoridades, que confirmaron que no eran gatos.

Ver noticia original ➥