El equipo de Zhiheng Li ha llegado a la conclusión de que los dinosaurios no podían sacar la lengua ni moverla con agilidad como hacen algunos lagartos y las aves, sino que se parecía más a las lenguas de los cocodrilos y caimanes. El estudio se basa en la comparación de los restos del hueso hioides de varios dinosaurios con los de especies actuales de cocodrilos y aves. Las imágenes de alta resolución mediante tomografía computerizada de 15 especies actuales se compararon con dinosaurios como el T. Rex. Más: bit.ly/2MadDce

Ver noticia original ➥