Divulgar buena información sobre nutrición y ejercicio es importante y, para hacerlo bien, se necesitan tres cosas: tener un público o audiencia que te escuche, saber comunicar y, la más importante de todas, disponer de información de calidad que no lleve a tu público a equívoco. De no cumplirse esto último, la información que des se convierte en un arma de doble filo que, sobre todo en televisión, puede desinformar a un gran número de personas.

Ver noticia original ➥