La variante de Pajares necesitará 17 años de obras antes de abrir al público, según los últimos cálculos del Ministerio de Fomento. Los deslizamientos de la ladera de Campomanes y las filtraciones de agua al interior de los túneles han sido los argumentos más repetidos por las administraciones para explicar las demoras. Sin embargo «todos los problemas que se encontró la obra eran conocidos desde el inicio»

Ver noticia original ➥