“El hombre andaluz no es un hombre coherente, es un hombre anárquico. Es un hombre destruido, es, generalmente, un hombre poco hecho, un hombre que vive en un estado de ignorancia y de miseria cultural, mental y espiritual (…) Si por la fuerza del número llegase a dominar, sin haber superado su propia perplejidad, destruiría Catalunya”. Jordi Pujol. Se disculpó en otros escritos

Ver noticia original ➥