Organizaciones de productores radicadas en esa isla, Reserva de la Biosfera, gestionan de manera irregular parte de los residuos agrícolas de la llamada ‘pica’, la retirada de fruta de la exportación por las bajas cotizaciones en destino, con 2,3 millones de kilos ‘tirados a la basura’ (más del 10% del corte) estas semanas.

Ver noticia original ➥