La pirámide de población española y la llegada a los 55 años de los ‘baby boomers’ (nacidos entre 1960 y 1975) dibujan un panorama laboral inédito en España. En 2031, más del 25% de los ciudadanos tendrá más de 65 años. Los trabajadores séniors, tradicionalmente arrumbados y apartados en la cultura empresarial nacional (en otros países de la OCDE, la media es varios años superior en los trabajadores por cuenta ajena), van a ser mayoría. Y mientras tanto, se siguen reproduciendo algunos hábitos que dibujan sus trayectorias laborales

Ver noticia original ➥