Los trabajadores que se jubilen a partir de 2045, los que tienen ahora menos de 40 años de edad, tendrán derecho a una pensión de solo el 50% de su último sueldo. Según los cálculos de la Comisión Europea, la tasa de sustitución -que relaciona el último salario con la primera prestación- será del 51%, cifra muy alejada del 80% que ronda ahora. Se espera una caída de casi 30 puntos que generará una pérdida de poder adquisitivo muy importante para los futuros pensionistas.

Ver noticia original ➥