¡ALERTA!, ¡PÁSALO A TODOS TUS CONTACTOS!”. Los mensajes de este tipo son cada vez más frecuentes por WhatsApp y redes sociales. Se trata de información alarmista, en muchos casos sobre salud, cuyo contenido, la mayoría de las veces, es un bulo. “Quieto, no lo difundas: puedes hacer un flaco favor a alguien”. Esta es la recomendación de Carlos Mateos, vicepresidente de la Asociación de Investigadores de eSalud (AIES) y coordinador de Salud sin Bulos.

Ver noticia original ➥